10 problemas y 10 soluciones en fotografía

pexels photo 1595241

Hay muchísimos profesionales grandes y no tanto quejándose al respecto o, lo que es peor, incluso tirando la toalla por ir a la ruina su economía familiar y esto debido al intrusismo profesional que es un lastre ya que los “piratas” que lo ejecutan, al evadir impuestos y “trabajar en negro”, lo que están haciendo es estandarizar precios por la mitad del valor actual

Por suerte esto comienza a cambiar pero no tan deprisa como quisieran los profesionales del sector. Hay muchos frentes abiertos en lucha contra el intrusismo un claro ejemplo es el de Xulio Pazo, un gran fotógrafo gallego que ha puesto en marcha el proyecto AFBE (https://afbe.es), que es una asociación de fotógrafos y videógrafos profesionales que se están uniendo para luchar de forma legal contra este tipo de actividades ilícitas.

Muchos fotógrafos se quejan que el auge de plataformas como Instagram y las RRSS de la imagen atentan contra sus trabajos y encima hay algunos clientes de dichas plataformas que dada la calidad de sus trabajos les dan una mala reputación a vista de los fotógrafos profesionales. En opinión de Chema Madoz fotógrafo español mas conocido por sus fotografías surrealistas y poéticas en blanco y negro en una entrevista concedida a Xakata Foto dijo «Ahora es cierto que hay más gente que utiliza la fotografía, pero, por ejemplo, todo el mundo tiene lápiz y papel, y no por ello se complica la situación de los escritores»

Yo en vez de ver un problema y no participar en estas plataformas les recomendaría que empezaran a aportar muchísimo valor en sus respectivos feed ya que los potenciales clientes a fin de cuenta si buscan un buen profesional lo verán reflejado en sus trabajos, que realicen buenas bio con enlaces a sus portafolios profesionales ya que normalmente los “piratas” de la imagen no se gastan dinero en crear estas web profesionales y no nos engañemos; cualquiera no puede ser un fotógrafo profesional.

No imagino a Steve McCurry, Michael Nichols, o Chema Madoz -por citar tan solo tres- disgustados al contemplar a un puñado de aficionados tomando fotografías, pero donde si veo realmente un problema en el sector de la fotografía -al menos en mi entorno- es ver esa rivalidad entre profesionales del sector en este mundo tan competitivo en el que vivimos optamos mas por competir que por compartir, lo que a la larga trae consecuencias negativas, los fotógrafos si en vez de competir buscan puntos de encuentro y desde la unidad del sector aúnan fuerzas desde la cooperación entonces será mas fácil acabar con la lacra de estos “piratas”.

Otro gran problema de los fotógrafos ha sido sin duda la situación actual que vive la sociedad debido a las restricciones de movimiento, actualmente en mi entorno no hay ese problema, pero como hace meses atrás podrían volver a confinarnos, si ya tropezamos con este escollo de tal magnitud debemos ser mas listos y adaptarnos tomando medidas por si volviera a suceder, preparando cursos online, planificando campañas para cuando las cosas vuelvan a la normalidad, en este sentido muchos fotógrafos cuando fueron confinados no pudieron aguantar el enorme esfuerzo económico que les supuso y abandonaron su pasión, si en vez de esto hubiesen estado de una manera mas activa y eficiente en el mundo online ahora mismo estarían a tope de trabajo porque curiosamente cuando se “abrió la veda” los clientes comenzaron a llover literalmente, muchos clientes que ya le habían visto el “rabo al lobo” comenzaron a adelantar sus pedidos y los que no lo habían podido realizar quisieron retomar nuevas citas.

Otra problemática que tienen es respecto a los proveedores que muchas veces fallan mas que las “escopetas de feria”, yo en este sentido recomiendo que no se casen con un solo proveedor que es lo que hace la mayoría, deben ampliar sus horizontes y buscar en el universo online donde hay productos con precios muy competitivos y de muy buena calidad.

En el uso de personal de asistencia ya sea como segundo fotógrafo si el evento lo requiere o si se necesita un asistente de apoyo con los diferentes accesorios a usar como parasoles, flashes de apoyo etc, muchos se quejan de la falta de atención y profesionalidad con la que se topan en este sentido y es que a veces por ahorrar en costes se contrata a personas no cualificadas del sector incumpliendo ellos mismos en lo que se quejan del intrusismo. En este sentido lo que tienen que hacer evidentemente es contratar a profesionales tanto en la asistencia de iluminación como en los modelos y maquilladores -si la sesión lo requiere- que van a complementar su labor, si quieres un trabajo profesional rodéate de profesionales.

En este mismo sentido están los avariciosos que ante un evento de gran envergadura no prestan los servicios correctamente con la idea de cobrar altos precios debido al volumen de trabajo -en el caso de grandes bodas se ve mucho- y claro esta “al final de la jornada” lo que hacen es prestar un servicio de mala o pésima calidad, lo que repercute en la decepción de los clientes y esto a corto mediano plazo incidirá negativamente en su reputación como profesionales, mi consejo es que dejen de “ver la paja en el ojo ajeno y mirar la viga en el suyo”.

Otro problema muy común que suelen encontrarse los llamados fotógrafos BBC (bodas, bautizos y comuniones) son los familiares y amigos que acuden a dichas celebraciones que a veces sin mala intención sacan sus móviles y se interponen en las tomas de los fotógrafos en su trabajo de captar esos momentos irrepetibles, lo cual va en detrimento del resultado final con el consiguiente enfado de los clientes y claro a “toro pasado” ya poco puedes hacer, lo ideal como fotógrafo en estos casos y para “curarte en salud” es que en las primeras conversaciones con los clientes se les tiene que explicar que estas situaciones les pueden arruinar un día especial por lo que es muy recomendable hablar con ellos para que adviertan a los invitados y esto no suceda, otra solución aunque un poco drástica puede ser que los invitados no acudan a ciertos momentos del evento con sus móviles pero esto ya queda a decisión del cliente tu trabajo es exponérselo para que ello lo valoren.

Casi en esta misma linea se encuentran los fotógrafos de eventos y conciertos, todo buen profesional de la fotografía sabe que para muchos estilos fotográficos hay que tener una buena planificación y así no acabar frustrando su trabajo, imagina que trabajas para una revista, te envían a cubrir un evento y cuando estas en el lugar no estas acreditado y no puedas hacer tomas desde una buena posición o que el espectáculo incluya muchos efectos de luces y humo y tu no estes preparado para tales contingencias o no tenias conocimiento de ello, por tanto es de imperiosa necesidad un exhaustivo conocimiento de como va a realizarse dicho evento.

Otro problema es el que afecta a las grandes marcas del sector a nivel global debido a las grandes perdidas en ventas que están sufriendo y en gran medida esto se debe al nuevo paradigma de los smartphones, hay empresas como Canon que han reaccionado y han comenzado a diversificar e incluso a realizado “coqueteos” con el mundo de la realidad virtual a través de un visor propio y una aplicación para Oculus Rift.

Una buena línea de acción en este sentido es que las grandes empresas del sector unan esfuerzos y de manera cooperativa impulsen programas educativos sobre todo en los cursos inferiores de la educación escolar, la fotografía debería incluirse como asignatura al menos de manera optativa, la fotografía ademas de ser un arte precioso y estar muy presente en la vida de los seres humanos -hoy en día con una contundencia como nunca antes se había visto- es de sobra probado por estudios científicos que la fotografía produce buenos lectores, hacer fotografía implica conocer de historia, leer sobre los grandes maestros y revisar textos que ayuden a interpretar las imágenes.

Deja un comentario